Acto de Graduación 5 de Julio de 2019

Carta a los Graduados por Iluminada Sánchez.

 

Mis queridos graduados:

Adrián, Almudena, Gabriela, Gema, Joaquín, Julia y Mª Ángeles

 

Hoy, en este acto simbólico, estamos ante un capítulo aparentemente cerrado. Solo aparentemente, porque alcanzando el cierre de este, se abren y se continúan, muchos otros.

Este ha sido un tramo más en vuestra formación, que como sabéis nunca acabará, porque habéis elegido dedicaros a lo humano; a lo que en su complejidad, universal y a la vez especialmente singular, os confronta a retos y desafíos en cada caso y en cada época.

Una hermosa y compleja tarea.

Un trabajo en soledad que precisa de los demás, del  intercambio continuado con otros, para encontrar estímulo, alivio, aprendizaje… e ir alcanzando, perfilando, nuestro propio estilo y pensamiento.

Un desafío donde os pondréis personalmente en juego con vuestro psiquismo; prestándolo, para que niños y adolescentes puedan contactar con su verdad y encontrar sus palabras. Ofreciéndoos como pantalla proyectiva de transferencias de los pacientes y sus padres.

Jugando a jugar el juego de lo que se juega en lo inconsciente, donde lo nuestro también hace baza. Dentro de este trabalenguas nos manejamos.

Cuando lo desconocido es descubierto ya no hay vuelta atrás. Ya no podemos dejar de saber. Y nos enrolamos en pos de la pasión de aprender cada vez algo más de eso; de eso de lo humano, que hemos de poder amar para poder abordarlo.

Sí, en todo esto se trata de amar lo humano.

Esto os llevará a aventuras que rozarán la satisfacción de sentiros útiles y de ayuda; pero también, puede que, roce vuestras ansiedades. Las rozará. Y mucho.

Y habrá dudas. En ocasiones, muchas. No os dejéis paralizar por ellas. Al contrario, aprovecharos de ellas para buscar, para medrar en el conocimiento.

No os detengáis, seguid, porque por más espeso que parezca el bosque, de eso, de lo humano… por poca luz que se atisbe… ésta será importante y conductora.

No es una tarea donde abunden los reconocimientos. Pero no importa, creedme. Importa que sepáis que tenéis una función necesaria, emparentada con el arte y la creatividad; un compromiso con el querer saber. La recompensa es la propia tarea.

Encontrarnos descubriendo nuestra riqueza creativa, es otro de los aspectos del estímulo personal.

La cabeza con sus enramados asociativos es maravillosa. Lo vamos a ver en este particular encuentro con el otro, y, en nosotros mismos en esa conjunción.

Este tramo que hoy concluís, os ha abierto puertas a lo que no se detiene.

Y hablando de puertas… éstas, las de Aecpna, estarán siempre abiertas; sois de la casa.

Ésta no es una despedida. Es más bien una bienvenida, pues… en este acto, pasaréis a formar parte del ya amplio grupo de “los antiguos alumnos de Aecpna”, siempre perteneciente y vinculado a su trayectoria.

Al recorrer nuestra historia, vosotros estaréis en ella, del mismo modo que nosotros en la vuestra.

Dejáis buenos recuerdos de un afán compartido.

Aquí nos tenéis.

Y… os deseamos todos y cada uno de los implicados en esta Asociación-Escuela, lo mejor que la vida pueda ofrecer, tanto para vuestra trayectoria personal como profesional.

Nuestra más cálida enhorabuena. Muchas Felicidades.

 

Iluminada Sánchez

Directora académica y docente de AECPNA