¡ERA TODO TAN IDÍLICO!”. De la negación al reconocimiento de un proyecto parental común.

A cargo de: Paula Yruegas. Psicóloga. Psicoterapeuta Psicoanalítica. Perito Forense

Presenta: Virginia Ruiz

En esta Sesión Clínica veremos cómo, a lo largo de siete entrevistas iniciales y aplicando la técnica de la doble escucha, se produjo un cambio de posición en los padres de una adolescente con anorexia, desde la desconfianza mutua a la complicidad.

Esta doble escucha se refiere a escuchar al hijo que motiva la consulta y escuchar a su vez a los padres que lo traen, mientras que la construcción de enlaces hace referencia a la posibilidad de establecer relaciones entre la historia de los padres con su hijo -nuestro paciente- y la historia de estos padres con sus propios padres, como hijos.

El trabajo comenzó con unos padres desconectados entre ellos, que negaban además las fallas de su hija. La madre se presentaba como protagonista de la historia; una mujer omnipotente, no castrada. El padre parecía el convidado de piedra; un hombre borrado –por su mujer y por él mismo-, un complemento necesario para la gestación del nuevo hijo, el falo de la madre.

A lo largo de las entrevistas, se pudo ver como ambos padres se volvían más permeables, más conectados. El trabajo realizado en las sesiones permitió que ambos reconocieran el miedo que sentían, pero que no compartían.

Así, gracias a un paulatino desentrañar de sus historias, del señalamiento de identificaciones y repeticiones, fruto de la escucha, del trabajo analítico y gracias a la transferencia, pudieron estos padres pasar de ser una pareja desconectada y negadora, en la que reinaba la desconfianza, a implicarse en un proyecto parental común basado en el reconocimiento mutuo.

En el interesante debate con la sala se plantearon cuestiones relacionadas con la parentalidad, especialmente en un periodo tan importante como lo es la adolescencia de los hijos; la transferencia, concretamente el efecto que pudo tener el conocer a la terapeuta en un hospital, y el vacío en relación a la anorexia. Se señaló también el cambio producido en el padre, al haberle posibilitado un espacio de escucha y contención, y el cambio en la madre, que posibilito que diera cabida a su marido como alguien con cualidades positivas. Como conclusión se destacaron las modificaciones psíquicas y dinámicas que pudieron producirse por la construcción de enlaces y su influencia en el inconsciente.

 SESIÓN CLÍNICA 10-5-18. PAULA YRUEGAS