Sábado 23 de enero
“De qué hablamos cuando hablamos de agresividad en psicoanálisis”
A cargo de: Francisca Carrasco

La agresividad es el inicio, el germen, lo que bien llevado nos da vida nos ayuda a vivir y que se puede transformar en violencia y de esta a la crueldad hay un paso.
Podemos empezar por preguntarnos ¿de qué está hecho el hombre? ¿Por qué se produce la agresividad? Las primeras teorías sobre el tema tienen un matiz sociológico, en las que la agresividad se debe al modelo al que ha sido expuesto el ser humano o a la sociedad en la que vive. Freud sale del comportamiento social y pone la agresividad humana en lo particular, lo personal y la relaciona con la libido del individuo.
Podremos encontrar distintos momentos en la posición de Freud con respecto a este tema:
En un primer período (de 1892 al 1913), hace depender la agresividad de la sexualidad y la considera un componente de la libido para controlar el objeto de amor. Un segundo período (1914 a 1919)“La introducción al narcisismo”, será fundamental para entender la agresividad, ya aquí podemos ver la frustración como herida narcisista que provoca la agresividad cuando el yo sufre una herida, se da cuando no se puede satisfacer las pulsiones. Y un tercer periodo (1920-1939) donde se manifestaba convencido de que las personas estaban impulsadas hacia el odio y la muerte, un ser entre cuyas disposiciones instintivas también debe incluirse una buena porción de agresividad.
La introducción de la pulsión de muerte causa revuelo en el mundo psicoanalítico y hace que muchos psicoanalistas estudien el tema. Melanie Klein le da un estatuto propio a la pulsión agresiva. Ana Freud la hace depender de la pulsión de muerte.
Lacan va a separar la agresividad de la pulsión de muerte y la une al narcisismo del sujeto.
A partir de aquí, nos interesa la propuesta de Lacan en su artículo: “La agresividad en psicoanálisis” y la tesis de Francisco Pereña en su libro: “De la violencia a la crueldad”. La agresividad es una experiencia subjetiva e imaginaria. ¿Cómo podemos poner en la relación transferencial a actuar estas imagos sin entrar en ellas?
A la agresividad le interesa el objeto amoroso para poder controlarlo. La violencia es la puesta en acto de un sentimiento agresivo producido por la ruptura de un ideal narcisista con el que el sujeto está identificado. A la violencia no le interesa el objeto, le interesa el sujeto. La violencia no es la crueldad pero está próxima, porque la crueldad es la transformación de la violencia en la razón para imponer un orden y una venganza. Con la crueldad uno se consuela del desarraigo y de la soledad, dice Pereña.
Todos estos conceptos se revisan a través de la película “La ola”, donde se hace una reflexión interesante sobre la violencia producida en un sujeto por la herida narcisista sufrida en un momento de su vida y las consecuencias que esto tiene en el grupo.

Sábado 20 de febrero
“Niños tiranos: El síndrome del emperador”
A cargo de: Gabriel Ianni
Sábado 12 de marzo
“Esclavos de la pulsión. Adolescentes en el límite”
A cargo de: Paula Mas
Sábado 9 de abril
“La violencia cotidiana. En los laberintos del sujeto y su con-texto”
A cargo de: Iluminada Sánchez
Sábado 23 de abril
“Los hermanos y el drama de los celos”
A cargo de: Luisa Marugán
Precio del Ciclo de 5 Sábados: 50 euros.
Horario de cada encuentro: de 11:30 a 13:30 h. Lugar: Sede de la Asociación Escuela
Información e Inscripción (Secretaría): L-X-J de 17 a 21 / M y V: 9 a 14 h.

IMPRESCINDIBLE RESERVAR PLAZA – AFORO LIMITADO
C/ Costa Rica 13, 4º V-2 – Madrid – Tel. 91.770.2192
info@escuelapsicoanalitica.com – www.escuelapsicoanalitica.com